"Graduarse" en tiempos de Covid-19

En esta publicación quería escribir sobre las graduaciones durante este curso escolar tan complicado y es que, entre las diversas actividades artísticas, didácticas y culturales que el alumnado no ha podido experimentar este año, se encuentran estos actos.

Quiero centrarme en ellos más en el sentido de despedida y cierre de etapas que en el acto en sí, que en mi opinión, me parece desmesurado en muchas ocasiones.

Los actos de graduación principalmente están enfocados a los finales de ciclo como he dicho: 3º de Educación Infantil, 6º de Primaria, 4º de ESO o 2º de Bachillerato. No entro ya en las celebraciones y actos académicos de las carreras universitarias que tampoco tendrán lugar.

La graduación es una meta para el estudiante que ha estado trabajando y la cancelación ante la pandemia por COVID19 tendrá en algunos de ellos efectos emocionales a tener en cuenta. Incertidumbre o frustración son algunas de las emociones que experimentan los alumnos que se graduarían este mes. ¿Se pospondrá? ¿Me podré despedir de mi profesor? Si ya se permiten los agrupamientos de determinado número de personas, ¿por qué no puedo despedirme de mis compañeros y de mi profesor?

En el proceso de desescalada que estamos viviendo en España, vamos pasando por diferentes fases que cada vez nos van dotando de más libertad a la hora de relacionarnos con iguales, sin embargo, el cierre presencial de los colegios para este curso académico fue una decisión tomada y para la que no hay vuelta atrás.

Cuando una persona, en este caso el alumno, tiene una expectativa de cumplir un propósito o una meta y esta se pospone de manera temporal o definitivamente, por lo general, la respuesta emocional que genera es la frustración y la tristeza. Pienso en esos alumnos de 3º de Educación infantil que han compartido casi 3 años junto a su maestro o maestra. Que han convertido a ese docente en su referente y en muchos casos en alguien igual de importante que otro miembro de la familia, al que además de respetar quieren con locura. Sé de fuente propia cómo preguntan cuándo van a poder verte una y otra vez, todos los días que han restado de curso desde el confinamiento. Y tan frustrante es para ese niño o niña que se muere de ganas de ver a su profe, como para el docente que ha creado vínculos tan fuertes a lo largo de esos 3 cursos académicos, que se le cae el alma al suelo al saber que no va a poder ni siquiera despedirse de SU CLASE. Una clase que cambia de etapa y da el paso a primaria. Una clase con la que no ha podido avanzar ni seguir exprimiendo los últimos momentos que les quedaban por vivir juntos.

Lo mismo ocurre en otros cursos, como 6º de primaria, que se irán al instituto y cambiarán completamente de centro y de vida. O los alumnos de 2º de bachillerato que puede que no vuelvan a verse por irse a estudiar lejos los unos de los otros.

Sin embargo, esa “graduación de despedida”, pienso que tiene un valor emocional mucho mayor en la etapa de infantil, pues se ha convivido más tiempo con el mismo profesor y en estas edades el apego es mucho más fuerte. Si a todo esto le sumas la situación vivida tan difícil de entender para ellos, veo que el reunirse es una necesidad tanto para los alumnos como para los propios docentes. Darles la oportunidad de poder contar cómo han vivido estos momentos tan duros, qué han hecho, cómo han aprendido, etc. Cada día en la asamblea de infantil se cuentan estas cosas, imaginad a estos pequeños que no han podido contarle a su profe lo que han hecho, si se les ha caído un diente o han salido a aplaudir todos los días a un balcón sin saber muy bien lo que estaba ocurriendo.

Todo maestro quiere despedirse de sus alumnos, sobre todo cuando estos acaban un ciclo y pasan a otra etapa, cambian de centro, etc.

Dentro de la tristeza que pueda provocarnos esta NO-GRADUACIÓN, vamos a intentar pensar cómo adaptarnos, una vez más, a esta situación, y poder tener por lo menos un recuerdo. Porque, el hecho de que no se celebre el acto final que certifique el recorrido académico, no quiere decir que no podamos dejar constancia de ello, y es aquí donde entra en juego la Orla Online y otros recursos como diplomas, insignias, etc., que nos dejarán un sabor menos amargo en esta despedida.

A continuación os dejo algunas ideas para poder despedirnos de nuestro alumnado, en especial a la Educación Infantil y Primaria.

1)Podemos hacer una orla en comic utilizando la aplicación de pixton edu. Esta aplicación sirve para hacer comics y en los cursos de primaria quizás la hayáis utilizado como recurso para otras actividades. No obstante ofrece una opción que se llama “FOTO DE LA CLASE” , en la que podremos ver en formato de dibujo al profesor y a sus alumnos. Todos, tanto el docente como el alumnado, pueden personalizarse para intentar que se asemejen lo máximo posible a su realidad. 

Aquí jugaremos con las edades, si son más mayores podemos enviarles un enlace de la clase y que ellos mismos creen su personaje. Para los más pequeños seremos nosotros quienes elaboremos a cada alumno dejando además el factor sorpresa intacto.

Pueden quedarnos cosas tan chulas como las de las siguientes imágenes: Clase 6º de Primaria

Ejemplo de clase de 6º de primaria.

Incluso podemos crear al propio claustro docente.

Desde Escuela Canaria han elaborado un video explicativo para ayudar con la labor de elaboración de la clase, os dejo aquí el enlace a su web.

2) Crear insignias para cada estudiante o también un diploma. Os aconsejo que le echéis un vistazo al minicurso gratuito que nos ofrecen los compañeros de kumubox en el que nos explican como crear materiales para celebrar este fin de curso online. Todo creado con power point o canva.

3) Orlas online. Este recurso es imprescindible tanto si estamos separados como si estuviésemos en un curso normal, por eso no está demás conocer páginas como las que os voy a dejar a continuación, que nos proporcionan plantillas y nos permiten elaborar por cuenta propia la orla de nuestra clase.

Es cierto que en los cursos superiores las orlas suelen hacerse en estudios fotográficos, pero tenemos las herramientas y las opciones para hacer orlas tan profesionales como las suyas con nuestro ordenador, imaginación y un poco de paciencia.

Os dejo algunas webs con plantillas y opción de creación online e impresión con envío:

Como hemos visto en estos meses las tecnologías y las nuevas aplicaciones son más necesarias que nunca y aunque JAMÁS SUSTITUIRÁN la enseñanza presencial en un aula, nos ayudan y facilitan el trabajo en muchos casos, y en otros, son la única vía de la que podremos disponer para estar en contacto con nuestros alumnos y sus familias.

Esta NO es la graduación que todos deseamos ni hoy ni en el futuro, pero al menos nos permitirá tener constancia del esfuerzo realizado y un gran recuerdo de la etapa finalizada.

Os deseo un final de curso lo más feliz posible y pensad que gracias a la tecnología podemos estar un poquito más cerca de aquellos a los que tanto cariño hemos dado en nuestras aulas.

Atentamente se despide MariSherlock.

PD: en IG @mariteachyou he dejado algunas orlas gratuitas de ejemplo.

Deja una respuesta

Visual thinking

8 tips para final de curso virtual